jueves, 29 de diciembre de 2005

Chiste II

Un negrito va a la cocina donde su mamá está preparando la cena,
mientras su mamá está ocupada, el mete las manos en la harina,
acto seguido se la aplica en su cara,
para después comentarle a su mamá:

-     "Mira mamá soy blanco". Su mamá le zumba un bofetón y le dice: 
-    "Niño, ve a mostrarle a tu padre".

El niño va a la sala y le dice a su padre:
-    "Mira papá, soy blanco". El papá entonces le suelta un puñetazo, y le dice:
-    "Niño, ve a mostrarle a tu abuela".
El niño va donde su abuela y le dice:
-    "Mira abuelita, soy blanco". Sin pensarlo, la abuela le da una
paliza y lo manda con su mamá.
Su madre le pregunta:
-    "Bueno hijo, has aprendido algo de todo esto?".
El niño le contesta:
    - "Seguro que si!!!. Apenas he sido blanco por
        cinco minutos y ya los odio a todos ustedes;
       
NEGROS HIJOS DE MIL PUTAS!!!!".
 

2 comentarios:

Gab dijo...

jajajaaa!! otro otro.

Gab dijo...

jajajaaa!! otro otro.