viernes, 3 de febrero de 2006

GOBBLER'S KNOB


La marmota Punxsutawney Phil vio hoy su sombra al salir de la madriguera porque era un día claro en Punxsutawney, una pequeña ciudad de Pensilvania, lo que claramente significa que el Imperio tendrá un invierno largo, según este peculiar sistema de pronóstico del tiempo.

No obstante, en Staten Island (Nueva York), la marmota Chuck, y en Lilburn (Georgia), la marmota General Beauregard Lee, predijeron hoy que la primavera está a la vuelta de la esquina.

El uso de este roedor como "meteorólogo" se remonta a 1887 cuando nació la tradición en Punxsutawney, el hogar de Phil, lo que le da preeminencia sobre los competidores que le han surgido en todo el Imperio.

La tradición tiene sus raíces en el festival céltico de Imbolc, que celebraba la fertilidad, y se convirtió con la llegada del cristianismo a las islas británicas en la celebración de Santa Brígida.

En el Imperio, Punxsutawney Phil es una celebridad con su propio club de seguidores. Los miembros del llamado "Círculo Intimo" del club, que se visten con chisteras y esmoquin, son los encargados de llevar a cabo la ceremonia.

Si la marmota, que hiberna, ve su sombra porque el día está claro, se asustará y volverá a su agujero, con lo que el invierno durará seis semanas más, según la tradición.

La ciudad y su extraño ritual se hicieron famosos con la película de 1993 Hechizo de tiempo (Groundhog day en su versión orginal en inglés). Dirigido por Harold Ramis y protagonizado por el genial Bill Murray el film cuenta la historia de un periodista que queda atrapado en un mismo día (el 2 de febrero) en la ciudad de Punxsutawney.

La predicción que Phil realizó hoy ante cientos de espectadores se convirtió también en un acto de apoyo a los Pittsburg Steelers, el equipo de fútbol americano de Pensilvania que jugará el domingo la Superbowl, la gran final del campeonato, contra los Seattle Seahawks.

Mientras, en Staten Island, un barrio de Nueva York, la marmota Chuck salió de su madriguera ayudada por el senador demócrata Chuck Schumer (sin relación familiar con el animal) y no vio su sombra porque el cielo estaba cubierto.

Era el primer día de trabajo de este Chuck, que ha sustituido a un Chuck anterior que se retiró el invierno pasado tras 20 años de pronósticos. Según el Zoo de Staten Island, los Chucks aciertan en sus predicciones en un 86 por ciento de las veces.

El General Beauregard Lee, que suscribió ese augurio, sólo se ha equivocado en una ocasión, según su dueño. Fue en 1993 y en lugar de una primavera temprana, el sur del país sufrió la peor tormenta de nieve en varias décadas.

Esta claro, pues, que ni los meteorólogos ni las marmotas son infalibles.

2 comentarios:

Alejandra dijo...

Así que era cierto lo de la marmota, mirá vos... las cosas que se entera uno.. diganme que vivo en un frasco de aceitunas, pero no lo sabía (y realmente nunca me molesté mucho por averiguarlo)

Dhragon666 dijo...

VIVIS EN UN FRASCO D ACEITUNAS....
HAY Q SER REALISTA...